Tuesday, 2 March 2010

Pixar: ¿son todas sus películas realmente distintas?

Yo sé que a la gran mayoría de la gente le encantan las películas de Pixar pero yo no he terminado de agarrarles el feeling, prefiero mil veces las princesas de las típicas películas en 2D aunque le laven a uno el cerebro.

Para mí, las películas de Pixar son como si La Bella y la Bestia se huiese tratado de los corotos (objetos) que vivían en el castillo, sin Bella y sin Bestia.
Esto no quiere decir que habría sido una mala película (ojo, reconozco que son buenas) sino que a mí, personalmente, no me llegan al corazón.

Así que antes de empezar, repasemos rápidamente las once películas que ha hecho Pixar:
...
...


Toy Story 3 2010
Up 2009
Wall E 2008
Ratatouille 2007
Cars 2006
Los Increíbles 2004
Buscando a Nemo 2003
Monsters, Inc 2001
Toy Story 2 1999
Bichos 1998
Toy Story 1995

Según lo veo, existen sólo algunos tipos de personaje que se repiten película tras película casi con la misma plantilla, pero -hay que admitir- por lo bonito del diseño y cambios en la trama, uno lo ve todo de lo más creativo.
Lo mismo pasa con las películas de Tim Burton que tanto me gus
tan (this parody from College Humor is awesome!), pero como me encantan, no me quejo.




Así que, los personajes cajón de Pixar podrían clasificarse de la siguiente manera:

1. El coroto con corazón de oro: Un objeto con sentimientos que valora o aprende a valorar el significado de la amistad. Este tipo de personaje siempre va a ser hombre y no es que yo sea una feminista ácida y radical pero... ¿por qué no hay protagonistas mujeres que no sean más que un shinny interés romántico?
Lo importante es que este "algo" animado logre salvar el día con ayuda de sus amigos no-humanos (cuando las personas aparecen es sólo para demostrar lo superficiales que somos).




2. El niñito inocente que le causa estrés a todo el mundo:
Tiene una carita de que no rompe un plato, y probablemente ni siquiera se da cuenta de que quiebra la vajilla entera. Cualquiera encargado de cuidarlo -ya sea una niñera, montruo peludo o viejito- tendrá un desfile de migrañas antes de la hora de la merienda... pero es taaaan lindo.




3. The cool stupid friend:
Dejé este título inglés porque suena más brillosito. No es que los protagonistas sean unas lumbreras, pero tal vez se busquen compañeros con la inteligencia de Wilson para quedar un poco mejor. Todos hablan pero ¿realmente tienen algo interesante qué decir?


4. El tipo duro que en el fondo es
un pudín:
Intimida como un policía con lentes de sol al atardecer cuando uno se acaba de comer la luz roja. Es grande gruñón y apen
as Boo se acerca a él y le dice "Gatito", se transforma en un quesillo sentimentaloide mientras lucha por mantener su reputación de malote.


5. El villano fácil de derrotar:
De no ser por rivalidad o resentimiento con
el protagonista, este villano sería alguien común y corriente más o menos odioso que realmente no se mete con nadie...¿Dónde quedaron las brujas bajas de dopamina, los hechiceros serrucha-pisos del Rey o al menos las madrastras cuaimatizadas? O sea, una cosa es un villano y otra cosa es un enemigo. Disney tiene villanos, Pixar tiene enemigos o a lo mucho, abusones. Basta con ponerse de acuerdo y organizar un grupo de ataque o incluso, con preparar una buena cena, para obtener la victoria. Casi como ganar por default, igual tienes trofeo pero se siente como raro.


6. Tú por tu lado y yo por el mío:
No se trata de un personaje. Es como un
break up entre mejores amigos. Llega un momento en los últimos 45 minutos de todo film Pixar en que los best friends discuten y el protagonista le dice a su compinche -generalmente menos inteligente- que "ya no lo necesita" y siguen por caminos separados.
Luego de padecer un tiempo del ndrome del Heavy metal, vocalitas y guitarra se reconcilian y continuan con sus aventuras.




7. El gran momento del recuerdo:

Tampoco es un personaje como tal, pero toda película de Pixar que se respete tiene que tener un gran momento del recuerdo. Ya sea en un númerito musical como en Toy Story cuando la vaquerita Jeessie pensaba en que su dueña un día ya no quiso jugar con ella, o tal vez un video en Wall-E que mostraba lo verde y bella que era la Tierra hasta que se volvió un basurero. Siempre son escenas de "aquellos tiempos" donde los autos clásicos corrían libres en Estados Unidos (Cars), el Sr. Carl se acababa de casar con su amiga de toda la vida (Up), y el restaurante de Gusteau era el mejor de todo París (Ratatouille).
Siempre que haya un gran momento del recuerdo, estará seguido por una escena dramática que dejé en claro que "entonces algo pasó y nada fue lo mismo".

El siguiente video es el de mi "gran momento del recuerdo favorito" (y la única película de Pixar que de verdad me encantó).



¿Qué creen ustedes qué es mejor, Disney a la 2D o Pixar? ¿Por qué?

2 comments:

Maureen said...

Ummmm... not fare...

Bueno Gaby, de hecho, me acabas de abrir los ojos a una realidad que no había notado.

Y por más que sea fanática de Disney hasta el punto que casi me compró un celular de Mickey (era de una empresa seria, cabe destacar), respeto y defiendo que Pixar sí tiene buenas películas.

Sobre todo en el punto que se sale el estereotipo de Disney de la princesa en peligro, o el "eterno" amor. En serio, yo soy una de las más "love fanatic", pero "Buscando a Nemo" con el chiste de la familia y "Ratatouille" con lo de "los sueños sí se pueden realizar" me encantó. Es algo que te recuerda que hay otras cosas importantes.

Sin embargo, sigo siendo más fanática de Disney. Aunque también hay que admitir que las películas de estas épocas no son una maravilla... Siempre lo he pensado, pobres niños de ahora, no son capaces de disfrutar de una buena historia... Están encerrados en películas de Pokemón o en malas 2das y 3eras partes como mencionaste en un artículo pasado

Areli said...

Bueno la mera realidad, siempre me han gustado las peliculas e Pixar. Para mi las tramas son como distintas.
Pero Disney no tiene peliculas malas, sino q para mi se han vuelto muy repititivas, muy "fairy". Muy cinderelas y todos esos cuentos.
Sorry es mi opinion.