Thursday, 18 March 2010

Grandes retos de la infancia

Cuando uno es suficientemente grande como para saber qué pasa a tu alrededor, pero suficientemente pequeño como para que a nadie le importe lo que opines las cosas pueden ser un poco complicadas. La siguiente lista es de cosas comunes y corrientes que para alguien de 4 a 8 años eran difíciles o estresantes.
...
...
Escoger el corte de pelo que quieres:
"Hazle el honguito" dice la mamá y honguito le ponen a uno... no importa si lo que en verdad querías era un mohicano o un mullet (porque usalmente los niños se antojan
de puras cosas raras).
...
...
Abrir y cerrar puertas o activar interruptores:
Todo está demasiado alto; los pies nos cuelgan en la silla sin tocar el suelo y las manillas están hechas para que no podamos ir ni al baño sin alguien que nos lleve... Not cool, man.

...
...
Pagar algo: Aunque por muchos años no podremos pagar nada con nuestro propio dinero, cuando estamos más grandes se nos hce fácil, pero de chiquitos si nos acercamos a la caja registradora a cancelar un litro de leche o un pastelito y un jugo lo más probable es que la cajera se ría, le parezca cute, y nos pregunte dónde está nuestra mamá, así carguemos una tarjeta de crédito dorada (sobretodo si cargamos una tarjeta de crédito dorada).
...
...
Dejar algo que no nos gusta en el plato:
De adolescentes, si no nos gusta algo y nos forzan, basta con decir "
¡Osea! yo no me voy a comer esa..." y pararse haciendo un berrinche emo para que más nunca nos lo sirvan. De niños, nos pegan a la silla con un "no te paras hasta que no te lo comas" que nos puede arrancar hora y media de nuestras vidas (y de las de nuestra mamá). Cuando por fin el alimento está hecho un puré horroroso, somos libres de dejarlo ahí.
...
...

Explicarle a alguien algo importante:
Muy difícilmente alguien va a tomar en serio a un niñito o una niñita, así luego se llenen diciendo que "los niños, los locos y los borrachos siem
pre dicen la verdad" (sí claro, pregúntenle a un niño si él rompió el adorno, a un loco dónde queda cualquier cosa y a un borracho si ha estado bebiendo para que vean la "honestidad" derramarse). Lo más probable es que lo que uno diga le entre a la gente por una oreja y le salga por la otra.
...
...

Comer pescado:
Tiene pielcita (ewwwww) y sacarle las espinas es difícil. Además, huele a p
escado.
...
...

P
icar la carne:
Es un fastidio, es dura y hacemos un reguero. Mejor que la pique mamá.

...
.
,,,..

Ir a una fiesta de gente grande:
L
o más aburrido del universo. Lo sientan a uno en una mesita de plástico con otros niños mientras en la mesa grande los adultos comen y se echan los cuentos. Se ríen duro y uno no tiene nada que hacer. No hay juguetes, no hay piñata, no hay rifa... a veces ni siquiera hay torta ¿A quién se le ocurre llamarles fiestas?
...
...
...
,,,
Ver televisión:
Aunque ahora con Interne
t todos podemos -para bien o para mal- ver lo que se nos dé la gana -todavía-, hubo una época en la que la única pantalla que tenían los niños era el televisor y si se hacía el intento de ver algo en familia, cuando hubiera una escena violenta o demasiado romántica, siempre salía una mamá o una tía a cambiar de canal con una eficiencia que parece que trabajara para la KGB. Si uno pregunta qué pasó o por qué lo quitan te dicen alguna cosa sin sentido para distraerte.
...
...
...

Ya con menos explicación, la lista de los ret
os infantiles continúa...

- Aprenderse la tabla de
multiplicar del siete.

- Bañarse en "lo hondo" de una piscina.

- Quedarse viendo lo que quieres en la tele de la sala.

- Agarrar cualquier cosa que escondan en la parte de arriba del clóset.

- Aprenderse el teléfono y la dirección de la casa.

- Pasar más de media hora en el banco sin volverse loco.

- Meserse solo en un columpio (e intentar darle la vuelta).

- Meterse la caja de chicles comple
ta en la boca y hacer una bomba del tamaño de la cara.

- Dejar un "mural" en la pared del pasillo de la casa.

- Manejar bicicleta sin rueditas (yo aprendí tardísimo, como a los 8 años).

- Jugar pelota en una calle y tener que moverse cada vez que viene un carro.

- Comerse un combo "grande" en el McDonalds (cualquiera distinto a la cajita feliz).

- Hacer un sandwich.

- Pasar completo un videojuego.

- Montarse en una montaña rusa de las buenas.

5 comments:

Andy said...

Bien gracioso el articulo, aunque debo decir que a mi lo de "pararse de la mesa y hacer un berrinche emo" para no comerse algo no valia. Igualito me daban un bofeton burrero y me decian que me lo comiera o me lo comiera. Y me parece justo ahora que lo pienso. A mi que mi hijo no me venga con esa pendejada de no querer comerse algo, porque despues llega a los 28 y lo unico que come es pollo, arroz y bistec.

A punta de bofetadas se entrena un buen paladar! :D

-ardieshl

DanExtreme said...

Como haces gaby? para mantener el blog tan activo y mantener una excelente calidad? Mis respetos!

Usagi-kun said...

Simplemente "LOL"
Stuvo muy bueno y la mayoría me hizo recordar mi traumática niñéz xd!
Tú al menos aprendiste a manejar bici.. Yo voy pa' los 20 años y no sé ni ponerme patines D: !!

Saludos Gaby.

Josemax said...

Aprenderse la tabla del siete, ciertamente es sumamente difícil!! Aun me confundo jajaja!

nicol said...

Hola.

Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog

Soy el webmaster de publizida.es



Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's



Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING

También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.



Y lo mas importante...

darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.



Si te interesa puedes darte de alta

ALTA DIRECTORIO DE BLOGS



o visitanos en ......



DIRECTORIO DE BLOGS



HTTP://PUBLIZIDA.ES



Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.



Un saludo.



DAVID T.

Webmaster de Publizida.es