Saturday, 20 June 2009

Normas de etiqueta para compartir bocadillos en Venezuela

Conversando con una canadiense, novia de un primo mío de por allá, le estaba explicando (con mi hermana) algunas costumbres que son norma social por acá y ella se reía incrédula.

Gaby: -Si estás en una silla y te paras, cualquiera se puede sentar y no tienes derecho de pedirle que se pare-
Cuñada: -Oh, really, that's rude!- (¿De verdad? ¡Qué maleducado!)
Gaby: Sí, y te dicen "el que va de Villa, pierde su silla" (if go outside of the village, you lose your chair). [En inglés no rima nada].
*Todos los venezolanos en la sala se ríen y los demás miran sus sillas con recelo*

Esa conversación nos hizo reflexionar sobre tantas cosas que damos por sentado y que en realidad son costumbres extrañas del venezolano común y corriente como tú.
Con la ayuda de la CIA (Con Ideas de Andy) les presento esta lista con algunas de las más conocidas...

1. Mientras que en otros países es de mala educación hacer "Double Dipping" (meter el pasapalo -bocadillo- en la salsa, morder y volverlo a meter babeado) aquí a nadie le importa y lo puedes hacer hasta que te quede un toconcito (pedacito chiquito).

2. Si estás comiendo un bocadillo y alguien te pide le tienes que dar. Así sea un poquito porque sino quedas, además de maleducado, como un pichirre (mezquino).
Excepciones: Si te piden alguno de los siguientes: Bon Ice, chupetas, chicle, el último pedacito de lo que estés comiendo.

3. Sobre el último
pedacito:
  • No lo puedes pedir.
  • Si te lo ofrecen, considéralo como un gran honor. Debes aceptarlo, sobre todo si te dicen "Y eso que es mi último pedacito".
  • Si lo agarras y te lo comes sin permiso del dueño se considera una ofensa personal (esta norma se suaviza cuando tiene varios días en la nevera, sobre todo si la comida es de tus hijos).
4. En el cine cualquiera (que haya venido contigo) puede meter la mano en tu pote de cotufas sin pedir ningún tipo de permiso. Una vez hecho esto, no te sorprendas si de paso te chupan el refresco.

5. De los pasapalos en las fiestas:
  • Es aceptable tomar hasta tres pasapalos; uno en cada mano y uno en la boca. Si agarras dos en una mano o te metes dos en la boca, se ve muy mal.
  • No acapares los tequeños (una masita frita rellena de queso), todo el mundo quiere comer. Son el alma de las fiestas venezolanas.
  • Cualquier cosa con un camarón encima, es gourmet.
6. Si le pides a alguien que comparta su bebida e intentas limpiar el pico o el extremo del pitillo (pajilla) antes de beber, no te sorprendas si le cae pesado. Si le tienes confianza para pedirle, se la tienes para tolerar su saliva. Si aun así lo haces, la persona tiene derecho a preguntar: "¿Qué, me tienes asco?".
Observación: Si eres tú el de la bebida y no quieres que te la babeen, pero te piden, di: "Yo te dejo" (y déjale un poco, si se te olvida y te la tomas toda, quedas mal).

7. Si vas a casa de alguien y te invitan a comer, no importa cuan horrible cocinen, o cuan poca poca hambre tengas. Tienes que aceptar y comer al menos una porción representativa. Esta regla se enfatiza en Navidad. Si no te gusta, igual te lo tienes que comer.
Observación: Si quieres quedar extra-bien, di: "Estaba muy bueno". Use esto con cuidado porque le pueden ofrecer una segunda ronda y se va a ver sospecho si no acepta.

8. Todo el mundo cree que sus hallacas (especie de tamal navideño), o las de su mamá son las mejores. No discuta. No insista. Si se trata de un caraqueño, cualquier otra hallaca que no sea la caraqueña le parecerá una vaina rara.

9. Si estás con un grupo de personas comiendo algo y le ofreces a uno de ellos, le tienes que dar a cualquiera que te pida, obligatoriamente y sobre todo si es chicle o Halls. Si itentas abrirlo y comer sin que nadie te vea, y te ven, ten por seguro que te van a pedir (sobre todo en un salón de clases).

10. A la hora de compartir una chuchería (golosina) con un hermano o primo se debe pasar por un estricto protocolo de división equitativa para evitar peleas sobre a quien le tocó más.
Siempre va a quedar alguien inconforme, incluso aunque se le ofrezca cambiar su porción por la de cualquier otro.
Siempre hay un villano que come más lento que todo el mundo y cuando los demás niños se terminan su parte y van a pedirle, les dice que no. Incluso pueden guardar una parte en la nevera y comérsela de a poquito a lo largo de varios días. Si alguien llega a comérsela estalla la Tercera Guerra Mundial.

11. En ciertas ocasiones sin salida aparente, lo único que se puede hacer es pronunciar alguna de las siguientes frases:
  • Lo que no mata, engorda: Si un alimento cae al piso, pero igual te lo quieres comer.
  • No te pegues, que no es bolero: Si tus buenas intenciones de compartir son abusadas por alguien que no termina de despegarse de tu bocadillo y te causa ansiedad porque sientes que se lo va a comer todo.
  • El que no se sienta no come torta: Frase popular de las madres venezolanas utilizada en fiestas infantiles para evitar la anarquía post-cantada de cumpleaños feliz.
Ahí les dejo una pequeña guía de etiqueta para que nos conzcan si vienen de afuera, o se rían si ya están adentro. Once artículos en total; no tan poquitos como para sacar un Top 10, pero tampoco una exageración de doce como una docena.

Aprovecho para desearles Feliz Día del Padre, si no tienen hijos, guarden mi felicitación para el futuro, o dénsela a sus papás.



6 comments:

Ricardo said...

Jajaja muy bueno tu articulo Gaby! Entre este y el articulo de los conos anaranjados te estas convirtiendo en mi cronista venezolana favorita xD

Pablo J said...

Muy bueno, realmente muy bueno. Y muy cierto todo eso Gaby!

Todas esas normas son ciertas, y ay! del que se atreva a romperlas. Es mejor entrar en una iglesia vestido de rockero a romper alguna de esas. Genera menos miradas recriminadoras jejejeje.

Que tengas un buen día ;)

Lorrein said...

jajajajajaja muy venezolano todo!!! está muy bueno Gaby :D

Andy said...

Me gusto hacer este articulo juntos, despues hacemos otro!

/boxya

Maie said...

La verdad esta buenisimo, ya se lo voy a copiar a mi esposo (es Belga)y a unos panas para que entiendan nuestra cultura jajaja. (Llegue aca por el blog de Pablo J)

ArchiNemesis said...

jajaja ahh me identifico mucho con la regla Nº7, jaja sobre todo porque en navidad tooooodo tiene pasas, y yo las odio, pero...igual si llego a la casa de algún amigo o algo así, tengo que decir que todo estaba bueno, y todo esto sin derecho a dejar las pasa a un lado del plato xD
sino luego me miran raro jajaja

Excelente Artículo! ^^