Tuesday, 2 June 2009

La naranja plástica ó cómo hacer que un venezolano haga caso

No es una rebeldía natural sino un antiparabolismo aprendido lo que hace que muchos venezolanos (me disculpo con las excepciones) rompan cuanta regla les pongan en frente (posible explicación aquí) o al menos se escurran por las orillas de las mismas para salirse con la suya con más agilidad de la que Neo utilizó para esquivar las balas en The Matrix.

No hay campaña comunicacional suficientemente convincente o multa suficientemente intimidante (fuera de Chacao) como para disuadir a muchos de comerse esa luz, pisar ese rallado, pararse en esa acera, etc. Y en cuanto a las señalizaciones tradicionales, pareciera que los letreritos de "No tire basura" atraen tantos desechos, como graffitis los de "No rallar esta pared" o carros parados los que dicen "No pare, garage" (a menos que pinchen cauchos gratis).

Pero hay algo que es como una criptonita, incluso para los más vivos que todo el mundo, no se trata de un semáforo con sugerencias luminosas en las esquinas, ni de un fiscal del que uno sólo se acuerda con una ligera paranoia a la hora de dar la Vuelta en "U" un día quince de un mes cualquiera.
Se trata del cítrico, plástico y cónico obstáculo anaranjado. El Cono Naranja tiene más autoridad que todas las otras leyes de tránsito juntas; nadie se mete con un cono naranja, ni le pica corneta, ni le grita, ni se lo lleva por delante, ni le echa el carro.
El cono naranja no acepta sobornos ni mira escotes, no le importa si es primera vez que lo pisas o si vas apurado, igual te raya el carro. Aun los más atrevidos tienen la delicadeza de bajarse del carro y moverlo de lugar antes de cometer una infracción, como para que no los mire el cono de forma reprochadora.

Habrá alguna explicación científica, una razón perdida en la evolución o una teoría psicológica que compare el cono con alguna figura paterna o un miedo de la infancia? No lo sé... Lo único que sé es que si quieres que un venezolano no se meta en algúna parte, ponle un cono anaranjado en frente.





La ilustración de los conitos la saqué de aquí.

4 comments:

Andy said...

Hahahahaha, totalmente cierto, el venezolano le teme al cono! Lo ponga quien lo ponga!

elamargado said...

Aerogaby:

Gracias por la mención. Tienes mucha razón, en verdad los conos amedrentan hasta cierto punto a los abusadores...me imagino por la verguenza gráfica de tumbar alguno ruidosa y visiblemente...sin embargo algunos VPI superan esa vergüenza y tumban "haciéndose los locos" algunos conos para facilitar su infracción y luego, si le llegan a reclamar, explican que "no se dieron cuenta". Una de las excusas favoritas de estos seres.

Muchos saludos

Davidache

Andy said...

Hahahha qu buena la imagen de Gandalf Conehead!!!

Go back to the shadow!... YOU SHALL NOT PASS!!!!

EverST said...

Si, definitivamente con esa imagen de Gandalf le pusiste la guinda a mi dia.. XD YOU SHALL NOT PASS!!!!!!.... lo recuerdo tan claramente... gandalf es lo máximo