Monday, 3 May 2010

Tipos de finales en las películas: del más triste al más feliz

Cuando vemos una película, siempre llega el momento en que desactivan las bombas, besan a las princesas y lanzan a los villanos por el barranco más cercano. Se trata del final, que por lo general llega a eso del munuto 90, aunque en algunas ocasiones tarde dos o tres horas en suceder.
A pesar de que todas las películas lo tienen (incluso "La Historia sin Fin"), no todos los finales son iguales, y no sólo se dividen en "felices" o "tristes" sino que hay toda una gama de posibilidades que van desde el "lloro como si me hubiera cerrado la puerta del carro en la mano" hasta el "y vivieron felices para siempre".

[ADVERTENCIA: Habrán Spoilers, es decir, se
hablará del final de algunas películas. Intentaré hablar de películas que mucha gente ya haya visto y no sean tan nuevas para no arruinar sorpresas].


8. Final triste:
Después de muchos problemas, las cosas salen mal a pesar de que todo parecía indicar que podía lograrse.
El Laberinto del Fauno tiene uno de estos kits de depre; Ofelia no sobrevive (aunque depende de la opiinión del público porque termina como en un sueño)...
Me pregunto cuantas pesadillas habrá generado esta película en niños que pensaban que iban a ver un cuento de hadas (y lo era... pero bastante creepy)...
Un final triste clásico
es el de Romeo y Julieta (ambos mueren), aunque en versiones modernas, las historias de amor imposibles tienden a caer en la siguiente categoría.
... ... ......
...
...
...
7.
Final triste resignado:
Las cosas salieron mal, el Titanic se hundió o el villano escapó una vez más (alerta de secuela!). El Hombre Manos de Tijeras es uno de mis ejemplos favoritos de final triste resignado, porque es una tristeza tranquila.
Lo mismo me pasa con el final de El Último Samurai; pierden la guerra, pero están todos en paz. Claro que uno quisiera que personajes con los que se encariña terminen contentos, tal vez no de vacaciones en el Pacífico, pero al menos vivos. Estos finales nos recuerdan que a la gente buena a veces le pasan cosas malas.
...
...
...
....
6. Final cínico:
Al terminar la película uno sale pensando "What a Kidney!" ("¡qué riñones!"), ya sea de la sociedad, de la estupidez del protagonista o de cualquier cosa que al final resultara ser indignante.
Como en Distrito 9, por ejemplo... ¿cómo es posible que el alien se vaya y lo deje ahí todo fregado? ¿cómo es posible que el ex-suegro le haya hecho todo eso? ¿cómo se quedan todos esos aliens allí amontonados? Qué... riñones.
Uno de los finales más cínicos que he visto últim
amente fue el de Bastardos sin Gloria, en el cual los protagonistas se salen con la suya y junto a ellos un gran oportunista se pasa al lado claro de la fuerza, siendo reconocido como héroe, a pesar de ser exactamente lo que dice en el título. Lo que más rabia da es que Shossana, la verdadera autora del atentado, muere y la historia nunca reconoce que todo fue gracias a ella.
Ah... y en "El Señor de la Guerra" no es nada agradable que t
e recuerden que los traficantes de armas siempre van a estar ahí, haciendo lo que les dé la gana con el mundo.
...
...
...
5. Final WTF:
Como su n
ombre lo indica (WTF es algo así como ¿Qué coño fue eso?), el final WTF es raro. Puede ser feliz o triste pero definitivamente no lo vimos venir.
Una de las
formas más populares de final WTF es con un gran baile, como en Slumdog Millionare (lo cual no es tan raro si tomamos en cuenta que en la mayoría de las películas en La India la gente canta y baila por todo).
O mejor aún, el
new-age-hippie-weird final de Virgen a los 40, que ya de por sí era una película bien frita (recuerden al protagonisa cantando en un campo vestido como un flower powered man).
Y no olvidemos a Little Miss Sunshine con su inapropiadísimo show de talento, o a Napoleón Dinamita demostrando que... ni idea... que baila bien, i guess.
Sin contar baile, creo que el final de Inteligencia Artificial ha sido uno de los más extraños, largos y sacadores de base que he visto en mi vida.
...

...
...
4. Final agridulce:
El malvado ha caído, recuperaron el tesoro y sin embargo, varios compañeros murieron en el viaje, o el protagonista no se queda con la chica. Haciendo un balance, el final agridulce no termina mal, pero deja la sensación de ese sabor, mucho más desagradable en un film que en un combo de comida china.
Por ejemplo, Armaggedon, en la cual los gringos -como cosa rara- salvan el mundo, la pareja termina junta, pero Bruce Willis se sacrifica.
Cabe destacar que no importa en qué película estés, si eres hija de Bruce Willis no te va a pasar absolutamente nada malo.
Batman The Dark Knight también tiene un final de este tipo; han derrotado al Guasón, pero ha surgido un nuevo enemigo en quien era antes uno de los personajes más queridos de Ciudad Gótica.
Moulin Ro
uge! tiene uno de estos; aunque Satine muere al final, logra convertirse en estrella y enamorarse de Christian, quien termina escribiendo un libro sobre todo lo que pasó.
...
...
...
3. Final neutral:
Es poco común; no lo suficientemente feliz como para lanzar papelillos pero tampoco lo suficientemente triste como para decir que las cosas salieron mal.
La diferencia con el tipo anterior es que en el final agridulce las c
osas buenas son muy buenas (los sueños se cumplen, se conoce el amor de la vida) y las malas son malísimas (muere un ser querido, se pierde la guerra).
En
este caso, no hay nada demasiado extremo.
Como en Juno; la chama queda embarazada, no
tiene plata y da el bebé en adopción... todos tranquilos.
En el Efecto Mariposa, el protagonista se da cuenta de que cada vez que cambia el pasado, el presente se pone peor para él y su novia, así que decide volver a cuando se conocieron y evitar que se hagan amigos; en un futuro donde no se conocen, nunca le pasó nada malo a nadie (pero tampoco nada especialmente destacado).
En El Jorobado de Notre Dam
e (versión Disney), a diferencia de otros chicos Disney, Quasimodo no se queda con la chica ni encuentra un tesoro ni nada. El villano muere y él al menos logra hacer algunos amigos y ser aceptado en el pueblo.
...
...

...
2. Final feliz para los buenos:
Básicamente, cada quien recibe lo que se merece; los buenos logran salvar al mundo (o sus propios cueros) y los malos implotan, explotan y replotan o... terminan en la cárcel.
Sweeney Todd es un caso en el que incluso el protagonista termina derramado después de todas las maldades que hizo. Sólo el niño, la inocente Johana y el joven amigo marinero de Todd logran salvarse.
Muchas película
s de Disney terminan así; los héroes se casan y los villanos -como mencioné- caen por un precipicio (aquí hay una lista de malos Disney con mal equilibrio).
...
...

1. Final feliz para todos:
Aquí todos tienes final feliz, los buenos, los malos, los feos... ninguno termina triste. Usualmente el villano se reforma a último minuto, (o al menos recibe un castigo bastante light), la pareja principal se besa y los mejores amigos terminan juntos para que no queden cabos sueltos.
En Ratatouille, por ejemplo, el "villano" finalmente come algo que le encanta, las ratas se salvan, el protagonista y los otros cocineros quedan bien y a nadie le da ninguna enfermedad extraña después de haber comido en un restaurante infestado de ratas.
Puede ser el final de una comedia romántica de esas donde nadie queda sólo.


Así que, estos son los distintos tipos de final que una película puede tener ¿Se les ocurre otro? Aunque no tengo un tipo favorito de final, no me gustan mucho las más tristes de todas, aunque algunas demasiado felices también salen un poco raras.

2 comments:

Andy said...

El final mas agridulce de todos: El Hombre Bicentenario. A Andrew, despues de 200 años de echarle bolas como se debe, FINALMENTE le reconocen que es humano, pero demasiado tarde, nunca lo supo, porque murio de viejito al lado de su amada, que pide que la desconecten del "life support".

Es tan feliz, pero tan triste!

-sabityle

Verushka said...

Los finales inesperados son los que me hacen llorar, me agarran fuera de base.