Monday, 23 November 2009

Escala de medición del impacto que te pueden causar las escenas de muerte

A veces al ver una película o un programa de televisión, muchos personajes mueren sin que ello sea particularmente dramático. Otras veces un perro se parte la patita y hace llorar a toda la audiencia.
A continuación una escala que mide el nivel de sensibilidad del público hacia una escena de muerte dependiendo del tipo de personaje.


1. Carne en la puerta: Cada vez que los héroes deban llegar del punto A al punto B habrá un guardia al cual acabarán a tiros como si fuera un muñeco de esos que usan en las pruebas de accidentes de tránsito. Star Trek hizo famoso el término "Camisa Roja" para referirse a estos porteros hechos de carne de cañón o cualquier personaje cuya única razón de ser en un capítulo es morir sin siquiera decir su nombre. Usualmente vestían -oh surprise- camisas rojas.



Nivel de sensibilidad: "Pinos de Bowling humanos"



2. Asume tu barranco: Es un tipo de muerte asociada a los villanos de Disney. Este tipo de malvado tiene una mezcla del peor equilibrio del mundo y un centro de gravedad que le impide practicar artes marciales. Y lo peor... sule retar al héroe a una batalla final en un tejado, precipicio y de ser en Venezuela, al borde de un Tepuy.
Una de las razones por las que esto es tan común es que así el malo muere sin que Peter Pan o la princesa de turno se manche las manitos de sangre (incluso puede servir para que le diga un novelero "dame la mano!" y quede aun mejor).
Ahora un pequeño top 5 de villanos que terminaron cayendo por un barranco:

5. La reina/madrastra/bruja de Blancanieves.

4. Frollo, de El Jorobado de Notre Dame, una de las películas de Disney más chocantes, desagradables, tristes y con las moralejas más distorsionadas que he visto en mi vida. Tenía 10 años y me encantó.
3. Maléfica de la Bella Durmiente, que quedó bien muerta (le clavaron una espada y después se cayó por el precipio, y en la parte de abajo llegó un tipo con un pasamontañas y le pegó un tiro por si acaso).
2. Shan-Yu, el malote de Mulán. Tras una batalla en el tejado es atropellado por fuegos artificiales causándole una caida y a la vez una explosión en un hermoso espectáculo de luces para el disfrute de los chinos... raaaayos...
1. Gastón, todo un Prince Harming y galán de pueblo -literalmente- que se cae del techo del castillo de su sobrenatural y furibundo enemigo (muy mal lugar para encaramarse, digo yo).

Aquí hay dos buenos articles about Disney Deaths.

Disney Villain Death


The 7 most terrifying Disney movie deaths

Nivel de sensibilidad: "Bien hecho".




3. CSI: Típica muerte de programas sobre crímenes y misterios policiales. Vemos primero el muerto y luego el flashback de qué fue lo que le pasó. Hay menos impacto porque ya se sabe que la persona va a morir.
Tal vez otra de las razones por las cuales no impacta tanto es por la reacción de los protagonistas:
Actor 1: -Mira ¡Un muerto!
Actor 2: -Wathever, man... Échame más café.

Nivel de sensibilidad: ¡Asco! ¡Asco!... Voy a buscar más café.

4. Tarantino Atack: Este director es famoso por la violencia de sus películas, pero cuando sus personajes mueren es de forma tan exagerada y over the top que es muy difícil conmoverse o sentir algo distinto a un "Wow! ¿Qué rayos acaba de pasar?".

Nivel de Sensibilidad: ¡No! ¡Qué horror! ¡Ja ja ja ja ja!




5. ¿Qué fue ese ruido?: En las películas de terror ésta suele ser la última pregunta de muchos personajes. Esta es una escena en la que uno puede llegar a frikearse mucho si está bien hecha.
Normalmente el susto pasa pronto y el espectador puede llegar a sentirse un poco mal si era uno de los personajes importantes, o al menos unos que generara empatía (tal vez mostró una foto de su novia con anterioridad o es el hermanito menor de alguien).
Cabe destacar que si estás en una película de terror y no generas empatía, vas a ser el primero en morir.

Nivel de sensibilidad: ¡Berro! Qué susto... Más cotufas (pop corn) please...



6. De familiar Disney: Los villanos la tienen fácil comparado con los papás del protagonista que, si tienen suerte de aparecer vivos, no duran más de un par de escenas.
¿No han notado que en las películas de Disney los protagonistas casi siempre son huérfanos al menos de uno de sus papás?
Nómbrenme un protagonista Disney humano (o humanizado como Nemo o Simba para los botacédulas) que viva feliz con su mami y su papi [con excepción de Los Increíbles porque todo el chiste es que es una familia, pero los protagonistas en realidad son los viejos].

Y no sólo los matan, sino que lo hacen de la forma más traumática... ellos no tienen el privilegio de caerse por un barranco y que la escena vaya a fondo negro. No, ellos sufren.
Encontré una aceptable explicación en this article, que dice que muchos de los cuentos de hada se escribieron en épocas donde era muy normal que los niños estuviesen huérfanos, además, esto permitía personajes infantiles, pero independientes y con el carácter forjado para afrontar grandes retos.
Otra razón es que animar personajes cuesta dinero (diujantes, voz, etc.) y un padre que no aporta nada a la trama puede simplemente suprimirse (caso de la Sirenita o de Bella).
He aquí un grupo de Facebook para ustedes los indignados por esta costumbre de Disney: Why are there so many dead parent in Disney Films?



Nivel de sensibilidad: No... Mufasa, no te vayas... *los más blanditos lloran en este punto*



7. "Era tan bueno": Tal vez no era un héroe ni uno de los protagonistas siquiera, pero a veces hay un personaje que vive lo suficiente como para que nos de tiempo de que nos caiga bien y luego lo maten. Una idea puede darla Harvey Dent en Batman the Dark Knight (aunque el no muere-muere, pero no termina muy contento).
Esto suelen hacerlo en programas con muchos personajes y múltiples tramas para mantener el suspenso ya que "cualquiera se puede morir en este show".
Dumbledore es uno de los casos más destacados, a menos que lo quieran ubicar en la siguiente categoría.
Cuando en vez de decir "era tan bueno" dicen "estaba tan buena", puede que se trate de una chica Bond, o cualquier buen par de "ojos" que el villano mate para que el héroe quiera buscar venganza.

Nivel de sensibilidad: "No puedo creer que le pasara a él" *Más que ganas de llorar, da rabia*.


8. Sacrificio heróico: Piensen en Bruce Willis sálvandole la vida al novio de su hija en Armagedon, en Bubba cayendo en plena Guerra de Viet Nam... Hasta en el pedante pero a la final comprensible [alerta de Spoiler, texto en blanco] Walt Kowalski de Gran Torino. Cabe destacar que en Piratas de Caribe siempre había alguien intentando hacer uno de estos, sólo que con motivos escondidos.
Emily (Corpse Bride) lo intentó, aunque ella ya estaba muerta. El colectivo toppless liderado por Leónidas en 300 supo desde el principio que se lanzaba a uno de estos y una década antes otro guerrero en falda y sin ropa interior, Sir William Wallace, terminó del mismo modo.

Nivel de sensibilidad: Alto, buena parte de la sala llora.



9. Todos menos el perro: No importa cuantas bombas exploten ni cuantos edificios pise Godzila, siempre que no le fracturen la patita a un perro. No sólo un perro, a un caballo o cualquier mascota. Es más, ni siquiera tienen que matarlo, basta conque se machuque duro y ya la gente se siente mal, hasta hay quien proteste (así que hay que aclarar que no se lastimaron animalitos, ok?).
Si la película es de desastres naturales, habrá alguien con una mascota y les aseguro que la audiencia quiere que así llueva, truene o relampaguee, ese perro sobreviva.


Nivel de sensibilidad: Creo que esto en realidad casi nunca pasa (que la mascota muera)... Más que tristeza, mucha gente se indigna.
...
10. Romeo debe morir: Imagínense que están en 1997, ven Titanic en el cine y Jack cae al mar congelado mientras su amor se salva apropiándose estratégicamente de la tabla. Mucha gente lloró. La versión original de La Sirenita termina bastante distinta a la de Disney (ella muere-se convierte en espuma para salvar al príncipe que es un imbécil arrogante).
Esta es la escena que más lágrimas genera, la imperdible en películas de la Segunda Guerra Mundial o cualquier tipo de tragedia histórica.
Para los hombres que se pregunten por qué a las mujeres les gusta ir a llorar al cine: Muchas veces estamos de pésimo humor y eso nos da una excusa para encender el parque acuático ocular sin quedar como unas psicóticas que lloran sin motivo, muchas gracias, aclarado el asunto.
Nivel de sensibilidad: Drama Queen total, ojos pepones y borrosos a la salida del cine.
...
En conclusión, quienes hacen las películas manipulan a los espectadores para que les importe o no, les asquee o les divierta (o ambos), les asuste, les preocupe, les sorprenda, ofenda, entristezca o incluso les alegre que un personaje muera.

4 comments:

Mariale divagando said...

Creo que Marley and me es una de las palículas más arrugacorazones de la última década!! Y es porque ocurre lo que nunca debe ocurrir: la muerte de la mascota!

Leonardo said...

jajaja qué fino. Me gustó muchísimo la clasificación. Y el detalle de Tarantino -yeah I know too shocking- le dio más prestancia a tu artículo. Sabes? Ahora que lo mencionas, sí hay veces en las que Romeo debe morir; agrego otro ejemplo Cold Montain, no fue triste, fue molesto... -no que él muriera, sino que por un solo chispazo dejara embarazada a la pobre nicole Kidman. saludos gaby!

SaaRaaH...* said...

Buenisimo articulo... me senti identiificada en cuanto a las emociones jaja xD (menos en cuanto a lo de titanic... q no llore... jaja) y cuando vi a marley muerto... q penittaa(una pelicula demasiado larga, por cierto... tanto q ya supe desde un momento q se terminaria cuando muriera...y no me ekivoke ;))
Mmm... muxa razon con lo de Disney y los huerfanos... me diste para pensar...
BSS

RLara said...

Muy bueno, me reí mucho con lo de la mascota, es así, tal cual, que maten a Romeo pero no al perrito.

Mi esposa lloró cuando "mataron" a Saphira XD

Hasta ahora dos películas me han hecho llorar El Señor de los Anillos, porque yo me sentía fuertemente identificado con Trancos y detestaba a Boromir, de hecho las primeras veces que leí el libro me alegraba y sentía alivio al llegar a la parte donde muere, quizás porque era muy débil, muy humano, pero cuando lo vi en pantalla no pude evitar soltar una lágrima, eso se llama empatía XD y la otra fue Milagros Inesperados (The Green Mile) cuando matan al negrito (pequeñito él, el que hizo el papel de kingpin en Daredevil) pero fue por la indignación e injusticia, la rabia e impotencia cuando lo ejecutan.