Thursday, 19 November 2009

Juegos de mesa populares que en realidad son insoportables

Ya sea porque se fue la luz en tu casa, porque tienes más de 55 años, porque se cayeron el cable e Internet al mismo tiempo, o todas las anteriores; a veces provoca jugar un jueguito de mesa.

Estos, como su nombre lo indican, tienen una mesa como requsito principal ya que la base suele ser un tablero de cartón, o un set de cartas.Y aunque tienen gran popularidad, y reconozco que disfruto jugar algunos de ellos, en realidad pueden resultar desesperantes.

Le pregunté a Andy (novio), qué juegos de mesa que hemos jugado le parecen los más aburridos y esta fue su respuesta: "Yo diria que Trivial Pursuit, pero no porque el juego sea aburrido, sino por las preguntas que tenia la version que jugamos [súper ochentera]. Eran demasiado específicas, y algunas eran ultra hyper fantasmas, aunque yo creo que ese juego se supone que es asi de difícil". A continuación algunos juegos de mesa famosos que, si te pones a pensarlo en frío... son increíblemente fastidiosos.

Ajedrez:
Incluso se ha colado en la categoría de Deporte.

Consiste en dos sets de fichas enemigas (usualmente blancas contra negras) cuyo objetivo es derrotar al rey del color contrario.
Cada ficha tiene una habilidad particular:

Peones: Ser comidos. Si llegan a la octava casilla se convierten en reinas.

Caballo: El Mototaxi del tablero.

Torres: Usualmente gana el que las conserva.

Alfil: Tiene una pelotica en la cabeza muy elegante.

Rey: No recuerdo donde éscuché que era un tipo inútil que no sale de su casa y le gusta esconderse en las esquinas.

Reina: Si te la comen el juego deja de ser "divertido".



Juego de la Oca:
OCA quiere decir "Ocurrencias Catastróficas Aleatorias".
Dicen que surgió hace muchos años, algunos culpan a los troyanos (técnica de culpabilización aun vigente), otros a la gente de la Edad Media. En este juego con lanzar los dados puedes avanzar, retroceder, ser enviado al inicio, perder un ojo o verte forzado a escuchar la versión del Himno Nacional de Chino y Nacho.
Son 63 casillas de estrés... Mucho mejor esra verlo en la versión televisada por los españoles donde las rabietas las pasaba algún "Tío" o "Tía".



El objetivo del juego es llevar tu ficha del inicio al fin primero que los demás pero cada casilla tiene tantos premios y castigos que parece el capítulo de los Simpsons donde Lisa intenta probar que Bart es más idiota que un hamster.


Escaleras y Serpientes:
Hablando de random stuff. Lo bueno de este juego es que el único talento necesario es saber contar hasta seis (por el dado) y resistir bien la frustración.

Es como un juego de la Oca sincerado; si caes en las escaleras subes, acercándote a la meta; si caes en las serpientes bajas, acercándote al inicio.




Sospecha (a.k.a. "Clue"):
En un tablero dividido en las habitaciones de una mansión lujosa, se investiga el misterio de un asesinato. Cada jugador tiene unas tarjetas y los datos finales están en un sobre en el centro, listos para que todos los observen cuando creen que nadie está mirando.
Es uno de esos juegos que te pide que hagas trampa, y toda la que puedas.
Una vez que se acaban las hojitas de anotar y se pierden las armitas, sólo quedan un plano de una casa bastante cuadrada y un montón de barajitas con fotos de viejos, uno de ellos asesinado por otro.




Monopolio:
Este juego consiste en comprar "propiedades" para luego cobrarle a otros jugadores que caigan en tus fichas. Puedes hipotecar, comprar casas, hoteles, pagar servicios y ferrocarriles, etc. En general, este juego enseña varias lecciones valiosas sobre la economía:

-Gástate toda la plata comprando cuanta cosa te pongan en frente.

-Las hipotecas se pagan en un dos por tres.

-Para construir un hotel en una calle, tienes que construir cuatro casas primero e inmediatamente después derrumbarlas todas.

Todos los jugadores de monopolio saben que sólo hay tres maneras de terminar un juego:

Hartamiento colectivo: Cuado van más o menos parejos y están todos enfermos de jugar. Alguien suele proponer la moción para el alivio del combo.

Necesidad de la mesa: Cuando toca servir la comida en la mesa en la que llevan horas jugando. Suele ser una interrumpción temporal, hasta que llegue el hartamiento o la tercera opción que es...

REBULLICIO!!!!!!!!!!!! También conocido como REGULEO!!!!!!!!!! Consiste en un derroche de ira de uno de los jugadores (usualmente el que va perdiendo), quien sacude agresivamente todo el juego hasta que sea imposible volverlo a estructurar.

Lo siguiente es una pequeña colección de los juegos de monopolio más ridículos que han inventado, la lista completa en este link.


Wow! Una edición especial del Príncipe Caspian... Qué... inútil...



Nada representa más el espíritu excursionista y naturalista de los Scouts que sentarse a intercambiar dinero falso


Cuando creías que las piezas del juego no podían ser más inestables...



Ellos aman a Lucy, pero yo no amo este monopolio



Una de las formas más estridentes y cursis de botar 50$




Backgamon:

WTF? Este juego sí que no lo soporto, no tiene ni pies ni cabeza... sólo unos triagulitos.

Según Wikipedia, es el juego de mesa más antiguo del que se sabe, desde su invención, la diversión ha evolucionado en fancy videojuegos en 3D, y de algún modo este fósil sigue jugándose, hasta de forma online (lo pueden jugar aquí).



Ludo:

¿Me creerías si te digo que dar vueltas en círculo recorriendo distancias al azar es divertido? Pero para hacerlo aun más delirante, vamos a suponer que sólo puedes salir si en tu dado aparece un 1 ó un 6.

¿Lo máximo, verdad?

Este juego -me imagino yo- surgió cuando alguién en profundo estado de ebriedad jugó Simon algunas horas y luego debió ir a presentar un examen de dibujo técnico. Consiste en dar vuelas en círculo hasta llegar al centro del tablero ... La emoción es indescriptible.



¿Cuál es el juego de mesa que más les desespera jugar? A mí, en lo personal, me saca la piedra el backgamon. No lo soporto.

5 comments:

Xor said...

Brutal la cajita retro de "Battleship" ¿Es tuya o tomaste la imagen de otra parte?

En mi epoca jugaba mucho monopolio con unos primos, pero de pana se hizo aburrido transcurrido un par de años. Ajedrez lo aprendi a jugar con pasion, pero con la misma pasion lo deje al poco tiempo.

¿Tu sabes que me sacaba la piedra MAS que lo aburrido que se volvian estos juegos? El hecho de que SIEMPRE en mis cumpleaños o en los intercambios de regalo del colegio me obsequiaban uno de estos. Perdi la cuenta de cuantos Juegos de DAMAS me regalaron entre 1ro y 5 grado. al que no le regalaban DAMAS le regalaban ESCALERAS y SERPIENTES =S Y yo tan solo lo que queria era una simple figura de Accion de STAR WARS que en aquel tiempo se conseguian aun en las jugueterias nacionales...Inlcuso con una cajita de LEGO de las pequeñitas quedaba contento!

Gaby said...

Yo también pasé por mi fase de monopolio y de ajedrez jeje... En cuanto a tu pregunta... la cajita no es mía, la encontré en internet. Tuve un battleship hace algunos años XD pero tan vintage.
Saludos!

Verushka said...

Muy bueno!!!! estoy de acuerdo con el monopolio.... al principio es fino pero cuando llevas horassss jugando ya no lo quieres ver hasta el proximo año... jejeje

Mariale divagando said...

No me gustan los juegos de mesa, ninguno. Pero creo coincidimos en el más odiado!

Anonymous said...

me encanta el Scrable, aparte de que casi siempre gano jeje.
Ah y esperen a que "el" elimine el cable y lo único que se pueda ver en TV los domingos sea Aló "el" para que resurjan los juegos de mesa, así que no los boten...todavía.
HRL