Monday, 12 April 2010

La reputación de los gatos

Los gatos son unos de los animales más conocidos en el planeta, y a pesar de que a muchas personas no les gustan, últimamente han mejorado su reputación y es raro que se vea un personaje gato que no tenga al menos algo de carisma y bonitosidad.
De hecho, lo que me dio la idea de hablar de los gatos ni siquiera fue un gato sino un dragón animado en 3D muy simpático; el "Furia Nocturna" de Cómo entrenar a tu dragón (película recomendada), el cual tenía algo que me pareció muy interesante...
A diferencia de muchas criaturas y monstruos de cine que tienden a tener un lenguaje corporal de perro, éste se parecía más a un gran gatote.
Explico... ¿No han visto alguna película en la que un oso, monstruo o animal grande no-canino, persiga varitas de madera, corra a buscar la pelota o "se haga el muertito"?

Es que (basándome en this article) para los humanos es fácil entender el body language de los perros debido, en parte, a que es similar al propio (gritar cuando se está molesto, "llorar", bajar la cabeza cuando está triste, dar saltitos cuando está contento, etc.).

En cambio, los gatos son distintos; si mueven la cola están molestos y si gruñen están felices.

Pero a diferencia de los perros, que un día salieron con el genial slogan de que son "el mejor amigo del hombre" y así se quedaron; los gatos han tenido un subi-baja de reputación que va desde la adoración hasta el rechazo total.

Recordemos que en la época de los egipcios, los gatos eran venerados, además, los gatos domésticos eran tan queridos que la muerte del gato mascota era un evento muy, muy triste (incluso se les momificaba).
Hay que imaginarse el aprecio que se le debió dar a un animalito que llegaba y acababa con las ratas y otras plagas dañinas, sin pedir nada a cambio y sin lastimar a la gente. Con toda razón los querían tanto.

El peor momento para ser gato vino mucho tiempo después, en la Edad Media, en la cual se asoció a los gatos con las brujas y se convirtieron en animales temidos y detestados.
El prejuicio por los gatos fue tan fuerte que algunas supersticiones como creer que los gatos negros son pavosos vienen de aquellos días.


Pero pronto tendrían tiempo de limpiar su nombre ya que la terrible peste causada por las ratas hizo que la gente se resignara a volverlos a dejar entrar a los pueblos y a las casas.



Mientras occidente hacía las paces con el felino, los japoneses también salieron con una idea muy interesante sobre los gatos; que son de buena suerte.
¿Se acuerdan de esos gatos blancos de plástico o cerámica que hay en algunos negocios y que mueven una patita? Aunque parece que está despidiéndose, este gato (según el lenguaje corporal japonés) está llamando a los clientes para que pasen a las tiendas, atrayendo el dinero y la prosperidad (y siendo incríblemente lindo).

Ahora que las Relaciones Públicas de
los gatos habían mejorado (ubíquense hace un par de siglos), eran mascotas refinadas (los que no eran callejeros que esos siempre ha habido).
Pero aunque ya no
tenían fama de ser malvados, siempre tuvieron una famita de ser pedantes, odiositos y creerse mejor que uno (¿cualquier coincidencia con la personalidad de sus dueños sería casualidad?).
Pero estos aristogatos al menos la tuvieron mejor que muchos gatos de hace unas cuantas décadas, cuando pasaron de ser la créme de la créme, a ser una cuerda de tarados.

Humillados por sus presas, persguidos por los perros y regañados por los pocos humanos que no los ignoraban por completo; los gatos en la mayoría de las comiquitas retro no tenían opción, eran la comidilla de la cuadra.
Si no tenían una bolsa mágica para resolver todos sus problemas como Felix el Gato, lo único que podían hacer era unir
se a una pandilla pero esa es otra historia.

Nuevamente, mientras nosotros los occidentales nos reíamos de ver un yunque caer sobre el gato animado de turno, los japoneses revolucionaron la forma en que este animal sería visto en la cultura pop: Arigatou Hello Kitty-chan!

Como dato curioso es oportuno agregar que "gato" en japonés se dice "neko" y que Hello Kitty fue inventada en 1976.
Aunque esta no es la primera vez que un personaje gato femenino llama la atención; la felinne fatale gringa, Gatúbela, apareció en 1940 (no es realmente un gato, pero viene al caso porque hablamos de su reputación, en este caso, como villana).

Ahora, antes de dejar el tema de la estrella d
e Sanrio, piensen en esta imagen de Lady Gaga vestida con algunas docenas de muñecas de Hello Kitty:


Bueno, eso fue random...

Aunque Gatúbela es el antecedente, la mayoría de las catgirls modernas son made in Japan.

Esa es otra cosa con los gatos... están más asociados a las mujeres que a los hombres y mientras muchos héroes tienen perros que son sus fieles compañeros, aquellos que aparecen en escena con un miau miau definitivamente están del lado oscuro (o en algunos casos, del lado rosa).


Algunas mejoras en la imagen de los gatos fueron: Gardfield (1978), Eek! (1994, creo que nada más lo recordamos cuatro personas), Stimpy (1991 - digo "mejora" pero sólo en comparación con lo que este mismo show hizo por la reputación de los chihuahuas) o los Samurai Pizza Cats (1991 - ¿por qué los gatos japoneses son más suertudos, lindos y divertidos a lo largo de toda la historia?).

Finalmente, llegamos a la época actual en la cual la internet tiene más gatos que el estacionamiento del conjunto residencial donde vivo (que ya es decir). Quienes acostumbren a "ver cosas" en Internet, más de una vez terminan viendo fotos o videos de gatos graciosos (mucho más que de perros, dejando por fin que los felinos ganen una).
Pero esto del lolcat (imagen de un gato con un subtítulo simpático) es más viejo de lo que uno se imagina. A continuación, un lolcat de 1905 (dice ¿Qué está retrasando mi cena?), época en la que el que tomó la foto no sabía que era un lolcat:


Si les interesa ver lolcats más modernos: http://icanhascheezburger.com/

¿Cuál es su gato favorito?

Los dejo con algunas fotos tomadas de esa página...






Y en vez de una última foto, un videíto que me hizo reír mucho: el "Trololo Cat" [clic acá para saber qué es "trololo"]

5 comments:

Lobo7922 said...

Muy bueno Gaby :D

Arony Dominguez said...

la verdad no soy muy fanaticos d los gatos me gusta jugar con los gatos pero d otras personas pero d tener uno propio jamas, para mi el mejor gato es un perro, los gatos son un tanto parasotoides y no muy fieles como los perros q a que si son brutos pero muy fieles y animados.

Mariale divagando said...

Me gustan mucho más los gatos que los perros.

Mi gato animado favorito es Garfield, sin duda!

DanExtreme said...

Los gatos! siempre han tenido reputacion de snobs!xD para mi! pero a decir verdad no logro decidirme entre un perro o un gato... osea los dos me gustan iwal pero ninguno lo suficiente como para hacerlo mi mascota! xD no soy de los que les habla a lo animales! eso es para Doolittle! xD de iwal forma... muy buen reporte! :) mis respetos! esta demas recordarte la invitacion a mi blog! sali del bloqueo hoy y despues de mucho publique! :) saludos...

Pedro Rojas said...

esta fino!!! :) a mi me gustan los gatos!! carajo, son ratas y salen de noche :) haha